Fontanelas: Pozos En La Cabeza Del Bebé

Para cerciorarse de que la fontanela del bebé esté bien tienes que saber lo siguiente. Es cierto de que es una región del cráneo con menos protección, pero no es moco de pavo dañar el cerebro por medio de ella. Existen muchas capas por el medio, y tanto esas capas como el contenido son flexibles y no se dañan con facilidad. Como la fontanela es una ventana abierta por medio de la cual sólo nos apartan del cerebro una secuencia de capas flexibles, podemos verla más voluminosa o más hundida. En el momento en que observamos el cráneo de un adulto son como piezas de puzzle que encajan con perfección y se enlazan en una forma que hace imposible su movimiento.

política

Tras esta etapa, la fontanela de tu pequeño no debe presentar cambios significativos hasta el resto de su historia. La fontanela no requiere cuidados especiales y no pasa nada por tocarla. – Lo habitual es que la fontanela se cierre antes en los niños que en las niñas y de media ocurre entre los 13 ó 14 meses.

La Sesera Del Bebé

Con exactamente el mismo precaución que cualquier otra sección del cuerpo del bebé. Se puede lavar, peinar y cepillar como el resto de la cabeza. Todavía hay quien cree que tocar ese rombo blandito de la parte de arriba de la cabeza puede causar daños en el cerebro. La información que se encuentra en la web no sustituye sino complementa la relación entre el profesional de la salud y su tolerante.

Muchos bebés tienen las capas que forman la fontanela tan flexibles que simplemente con que esté en vertical la fontanela se hunde claramente. Lo común es que se cierren entre los 6 y los 18 meses. Cuando lo hacen fuera de estos márgenes puede haber inconvenientes. Cuando terminamos el crecimiento nuestro cráneo es un envase cerrado en el que quedan sólo unos pocos orificios para la entrada o salida de nervios y vasos sanguíneos. Esto no significa que se puedan tocar sin cuidado, si bien no son tan débiles como pudiese parecer. “Peinar, lavar o frotar esa región no constituye en sí mismo un factor de riesgo para el bebé”, señala el Dr. González de la Rosa.

¿qué Son Las Fontanelas?

En ocasiones se amontona y incrementa la presión dentro de la cabeza, lo que provoca que esta crezca mucho más de lo normal si las suturas y fontanelas están abiertas aún. En el momento en que esto sucede debe ser valorado por el Neurocirujano Infantil. En muchos casos es simplemente una variante de la normalidad.

La fontanela del bebé es firme y se curva levemente, lo cual significa que no debe estar hinchada o abultada, ni hundiéndose en el cráneo del bebé. No obstante, en el momento en que el niño llora, está acostado o vomita, es posible que la fontanela se muestre un poco abultada o elevada, pero siempre y cuando vuelva a la normalidad cuando el niño está tranquilo y erguido, será algo normal. Por una parte, permiten que los distintos huesos del cráneo logren moverse a fin de que la cabeza del bebé logre cambiar de forma exactamente en el instante del parto. O sea algo demasiado importante, especialmente si tomamos en cuenta que el canal de parto es estrecho, y el movimiento de esos huesos da la oportunidad a que la cabeza del bebé logre pasar mejor. En los 2 primeros años el cerebro y los huesos del cráneo crecen mucho, el perímetro cefálico aumenta y las fontanelas se van osificando.

Para soportar este proceso, la cabeza del bebé debe ser flexible y moldeable para lograr adaptarse a tan pequeño espacio. Su cráneo está formado por varias piezas separadas que le permiten acomodarse y se van a crear estas separaciones entre los huesos llamadas molleras. La cabeza es una zona fundamental del cráneo del bebé que se forma en la primera etapa del embarazo. Varios progenitores dudan o tienen cuestiones sobre de qué forma supervisar que todo se halle bien con la cabeza de su bebé. De ahí que, aquí te vamos a dar los primordiales consejos para prevenir cualquier inconveniente y asegurar que la salud de tu bebé esté en perfectas condiciones. De todos modos hay seis fontanelas o espacios membranosos entre los huesos del cráneo de un bebé, acotadas por sus que corresponden suturas.

cabeza del bebé

– Es esencial que las temperaturas de la habitación en la que esté el bebé no estén extremadamente altas. – Se sugiere no mostrar el bebé al sol ni bañarlo con agua muy fría ni bastante ardiente. – Para eludir en enfermedades como la meningitis, suministrarle a tiempo la vacuna correspondiente. Durante el parto, el bebé debe rotar y salir por el canal de parto.

¿qué Tan Delicada Es La Mollera De Un Bebé?

Simplemente se trata de ser especial con cada movimiento que realices con tu hijo, ya que, como bien sabes, es sensible. No hay riesgo para el bebé en el momento en que las tocamos al efectuar las exploraciones vaginales pues son membranas fibrosas, gruesas y resistentes. Que los huesos aún no estén soldados permite que la cabeza se amolde al espacio pélvico de la madre. Por eso los bebés nacidos por parto vaginal tienen los primeros días la cabecita mucho más picuda que los que nacen por cesárea.

Para contribuir a tu bebé a que cierre adecuadamente su cráneo, es conveniente darle un suplemento que incluya vitamina D hasta el momento en que cumpla los 12 meses de edad. La mollera posterior que se puede palpar está en la parte posterior de la cabeza, sobre la nuca. Mide cerca de 0.6 cm, tiene forma triangular, y llega a cerrarse alrededor de los 4 meses de edad. Del mismo modo que un abombamiento puede alarmarnos de que sucede alguno de los problemas precedentes, una ausencia de ese abombamiento casi lo descarta. Tal es así que si por servirnos de un ejemplo tras un golpe en la cabeza un bebé está bien y su fontanela está bien, prácticamente desecha que pueda haber una hemorragia esencial. El cráneo de los bebés es como un puzzle en el que las piezas están creciendo y va encajando acorde lo hacen.

Se recomienda que los padres vea la fontanela de su bebé toda vez que le cambien el pañal o le bañen y se limpie la cabeza. Por otra parte, es posible que percibas que la fontanela está latiendo. Es normal, ya que hablamos de una zona que está muy vascularizada y que sube y baja con el latido del corazón. Son fáciles de proteger y tienden a cerrarse por sí solas, como veremos a continuación.