Como Se Ve Un Ombligo Infectado De Un Bebe

– Tras el baño, seca la piel del bebé y procede a hacer la cura. Los síntomas más comunes de la onfalitis son ombligo enrojecido, ardiente, maloliente y también hinchado por el que fluye un líquido y también, incluso, en varias oportunidades hasta pus. El contenido de Eres Mamá es solo para objetivos educativos e informativos. En ningún instante sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional.

Una vez desprendido el cordón umbilical, hay que sostener exactamente la misma limpieza en la región del ombligo durante el baño diario. Con esto prevenimos las probables infecciones localizadas en esta zona, que se conocen con el nombre de onfalitis. Cuando se cae el trozo de cordón, todavía tarda dos o tres semanas hasta transformarse en un ombligo mucho más definitivo.

¿cuánto Tiempo Tarda En Cicatrizar El Ombligo Tras La Caída Del Cordón Umbilical?

A lo largo de ese tiempo pierde su aporte vascular, por lo que la sepa de nutrientes impide que se siga creando. La placenta es una composición que se forma al poco tiempo de haber sucedido la concepción. Dentro suyo se aloja un sinnúmero de vasos sanguíneos que, mediante una composición llamada cordón umbilical, llega hasta el embrión o feto para aportarle todos y cada uno de los nutrientes precisos.

vasos sanguíneos

Posiblemente hayas oído algo sobre frotar el muñón con alcohol, pero actualmente los especialistas suelen sugerir no hacerle nada. También es importante sostener la zona del ombligo limpia, de ahí que deberás limpiarla con agua salada. Para esto, utiliza una cucharada chica de sal de mesa, remoja las bolas de algodón o un paño limpio a fondo con el agua salobre y aplica en el área inficionada. Desecha el material justo después de su uso para evitar regresar a emplearlo y reproducir la infección.

De Qué Manera Cuidar Los Ojos Del Recién Nacido

En semejantes casos es precisa la intervención quirúrgica, pero no es nada alarmante. – Utilizar mercurocromo y mercurobromo que son líquidos desinfectantes de color colorado intenso, de empleo frecuente en hogares para desinfectar heridas, pues tienen la posibilidad de provocar eczemas. – Dejar la gasa mojada en alcohol sobre el ombligo a lo largo de bastante tiempo por el hecho de que podría irritar la región.

bebé está infectado

El bebé puede aumentar el llanto, no estimar comer y enseñar signos en general de patología. El tejido alrededor del ombligo puede estar inflamado, rojo y ardiente al tacto. Limpia el ombligo diariamente con un algodón húmedo, y secarlo bien. Acuesta a tu bebé en una área plana y acolchada, como el cojín del cambiador o en el suelo sobre una toalla despacio .

Ponte en contacto con tu médico si no se ha curado en las un par de semanas siguientes a la caída del muñón. Una vez retirada la pinza, lo que va a quedar en el vientre de tu bebé es un pequeño muñón. Conforme el muñón del cordón umbilical se seca, se arruga y se endurece, pasará de un color amarillo a un negro amarronado. Nada más nacer, al bebé se le corta el cordón umbilical a través del cuál ha recibido de la madre los nutrientes y oxígeno precisos para vivir.

A lo largo de varias semanas parte de ese cordón umbilical continúa secándose hasta su caída total y la zona del ombligo precisará atenciones particulares hasta que cicatrice la herida que queda. Los bebés con sistemas inmunológicos maduros no suelen tener inconvenientes con la onfalitis del recién nacido, salvo en casos puntuales. Los bebés prematuros, por obvias razones, están más predispuestos a sufrir esta enfermedad infecciosa.

¿De Qué Forma Sé Si El Cordón Umbilical Está Infectado?

El muñón del cordón umbilical frecuenta caerse a las unas semanas de nacer el bebé. Ponte en contacto con el pediatra de tu bebé si tiene dos meses y el muñón del cordón umbilical no se ha caído todavía. Para curar la infección del ombligo puedes utilizar una compresa ardiente. Pone el paño en el microondas a lo largo de unos 25 segundos o hasta que esté ardiente; entonces coloca la compresa en tu ombligo infectado y manténla en el área inficionada hasta el momento en que la tela se enfríe. Vas a ver cómo el calor de la compresa contribuye a acrecentar el flujo sanguíneo a la zona inficionada y deja el drenaje de pus.

Si su bebé presenta síntomas de ombligo infectado, es importante contactar inmediatamente a su profesional de la salud. A las pocas semanas de nacer tu bebé, lo que queda del cordón umbilical se desprenderá y dejará al descubierto su bello ombligo. O sea un recordatorio de lo lejos que ha llegado tu pequeño en poco tiempo. Mientras cambias cuidadosamente los pañales de tu recién nacido, debes saber que podrías recibir regalos y descuentos con todo cuanto estás haciendo.